sábado, diciembre 13, 2003

El ambiente familiar puede modificar los rasgos de «la personalidad genética»

Ángela Boto | El Mundo

:: Desde que la genómica entró a formar parte de la realidad cotidiana, uno de los puntos más debatidos sobre la contribución del ADN a la construcción del individuo es si la personalidad y el comportamiento se encuentran en los genes o se hacen con el discurrir del tiempo y las circunstancias. En los momentos del determinismo más radical se aseguraba que todo estaba escrito en la doble hélice, pero más tarde se comenzó a comprender que no era tan sencillo. Lo cierto es que existe una compleja cooperación entre la pura biología y el entorno.