sábado, enero 03, 2004

Una guía enseña a los consumidores a saber más sobre los alimentos

Alejandra Rodríguez | El Mundo

:: La dieta mediterránea ha demostrado en muchas investigaciones su enorme potencial para cuidar la salud y para prevenir la aparición de patologías cardiovasculares y tumorales. No obstante, la importación de hábitos nutricionales propios de la cultura anglosajona —menos sanos, por regla general— y los condicionantes de las sociedades modernas (prisas, poco tiempo para comprar, cocinar y comer, alimentarse fuera de casa...) han mermado considerablemente la protección que la dieta tradicional brinda a las poblaciones de la cuenca del 'Mare nostrum'.