martes, marzo 01, 2005

Niños con daño emocional

Carmen Girona | El País

:: Mauricio tiene 12 años, estudia 1º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y es el más pequeño de su clase. Se queja de que algunos compañeros le pegan y le insultan y no le dejan jugar a fútbol porque dicen que no sabe. En el primer trimestre del curso prestó todos los días su balón a los compañeros a la hora de la comida para que le permitieran jugar cinco minutos. En casa, y sobre todo a la hora de hacer los deberes, se distrae con todo lo que le rodea, y la única forma de que los haga es que sus padres estén encima de él. Cuando le regañan por cualquier motivo se vuelve violento, y los padres, que creen manejar la situación, se preguntan si le estarán maleducando o acaso maltratando.