domingo, junio 05, 2005

"Mi lunar es malo"

Patricia Ortega Dolz | El País

:: Era muy redondito, casi un círculo perfecto, muy oscuro y pequeño. Era hasta estético. Pero aquella inofensiva mancha en la oreja izquierda, a modo de piercing, resultó casi mortal. "Me lo vio alguien hace un par de años. Yo nunca me lo había visto", recuerda ahora Olga Lamas, de 28 años, que ha buscado sin éxito entre sus fotos para averiguar desde cuando ese lunar formaba parte de su cuerpo. Esa pequeña mancha que primero marcó su oreja y, después, su vida.