domingo, septiembre 17, 2006

Elegidos para no tener cáncer

Jaime Prats | El País

:: Las hijas de María acudieron hace unos meses a la consulta de Conrado Martínez, del Instituto Valenciano de Genética, junto a sus padres. De sus cuatro tías, tres han fallecido por un cáncer de mama a los 34, 38 y 43 años. La cuarta hermana de María, nombre bajo el que oculta su identidad real, lucha a sus 59 años contra un cáncer de ovario muy avanzado. Querían saber cuál era el riesgo que tenían ellas de desarrollar un tumor y si podían hacer algo para proteger a sus hijos cuando se decidieran a tenerlos. "¿No hay forma de romper esta cadena?", le preguntaron al genetista. La solución que les propuso fue acudir al Diagnóstico Genético Preimplantatorio (DGP), técnica basada en la selección genética de embriones.