viernes, octubre 13, 2006

La ganancia de peso entre dos embarazos favorece las complicaciones en la gestación

Ester Riu| El País

:: Las mujeres ya tienen un motivo más, aparte del estético, para intentar volver a su peso normal después de un parto. Ganar peso entre el primer y el segundo embarazo aumenta el riesgo de sufrir complicaciones durante la gestación, según un estudio publicado el 30 de septiembre en la revista The Lancet. Lo más sorprendente del estudio es que no importa si la mujer tiene sobrepeso o no: basta con que una mujer de peso normal engorde unos kilos para que aumenten sus posibilidades de tener complicaciones. Y si la embarazada pasa de tener un peso normal a tener sobrepeso o estar obesa, las probabilidades se disparan.