sábado, noviembre 04, 2006

Una mujer espera un trasplante de hígado tras comer setas venenosas

Nacho Mojón | La Opinión

:: La Organización Nacional de Trasplantes ha recibido esta semana y desde el mismo hospital de Santiago dos códigos cero, la clave con la que se identifican los casos que tienen prioridad nacional, aquellos en los que se considera que el paciente corre riesgo de muerte en un plazo de 72 horas si no aparece un órgano compatible. Ambas alertas se correspondían con personas que necesitaban un hígado después de que el suyo quedase paralizado por comer una amanita phalloides, una de las seta más venosas que crecen en los bosques de Galicia. La coincidencia extraña a los especialista ya que, del medio millar de operaciones de este tipo llevadas a cabo en los últimos dos años, tan sólo cinco se debieron a setas.