lunes, febrero 19, 2007

La enfermedad de la inquietud

L. Rouco | La Opinión

:: Niños excesivamente habladores que no aguantan sentados ni una hora de clase, escolares que no aceptan perder y prefieren los sitios públicos para expresar sus explosivos enfados... Cada día se diagnostican más casos del Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), un síndrome sobre el que existen discrepancias -sobre su origen, sobre su tratamiento...- pero que supone un calvario para las familias que lo sufren en casa.