martes, marzo 13, 2007

Nuevos datos alertan sobre el uso de EPO para tratar la anemia

Andrew Pollack | El País

:: Nuevos datos plantean dudas acerca de si unos medicamentos que han tomado millones de pacientes de cáncer en realidad podrían estar perjudicándoles. Se trata de diversas versiones de la eritropoyetina, o EPO, una sustancia fabricada por el riñón humano que incrementa los niveles de hemoglobina, el componente portador de oxígeno de los glóbulos rojos. Los fármacos, comercializados por Amgen, Roche y Johnson & Johnson, se utilizan para tratar la anemia provocada por la quimioterapia. Los nuevos datos indican que podrían hacer que el cáncer empeore.