martes, julio 10, 2007

Los juegos infantiles tradicionales reducen la obesidad y desarrollan la autoestima

Carmen Girona | El País

:: Los niños españoles de 7 a 11 años son los más obesos de Europa y comparten la primera posición en el mundo junto con los de EE UU. Un estudio realizado por investigadores del Centro de Estudios Sociosanitarios (CESS) de la Universidad de Castilla-La Mancha revela que un programa de actividad física con juegos tradicionales reduce la obesidad infantil y mejora el perfil lipídico. Del trabajo también se desprende que el juego aumenta la autoestima y el rendimiento académico.