martes, octubre 23, 2007

Los lados ocultos de la diabetes

Amanda Schaffer | El País

:: La diabetes, quinta causa de muerte en los países avanzados por la incapacidad del cuerpo para metabolizar la glucosa, se está revelando mucho más compleja de lo que se pensaba. Hasta hace muy poco se creía que la regulación de la glucosa -cuánto azúcar hay en la sangre, cuánto absorben las células como carburante y cuánto se libera de las reservas de energía- era una conversación entre el páncreas, el hígado, los músculos y la grasa. Sin embargo, hay muchos más actores. De entrada, una hormona del esqueleto podría influir en el modo en que el cuerpo procesa el azúcar, según una reciente investigación. Y cada vez hay más pruebas, según C. Ronald Kahn, catedrático de la Harvard Medical School, de que las señales del sistema inmunológico, el cerebro y el intestino desempeñan un papel fundamental en el metabolismo de los lípidos, especialmente en el caso de la diabetes tipo 2 o del adulto, que es la más frecuente.