sábado, marzo 01, 2008

Modestos resultados de la terapia con células madre adultas

María Sánchez-Monge | El Mundo

:: Desde finales de los años 90 hasta la actualidad, la investigación clínica con células madre adultas procedentes de la sangre y de la médula ósea ha crecido significativamente. En ese tiempo, esta terapia regenerativa se ha extendido desde su tradicional aplicación en enfermedades malignas (tumores) hacia diversas patologías vasculares y autoinmunes. Así lo refleja una revisión publicada esta semana en The Journal of the American Medical Association (JAMA), cuyos autores, encabezados por Richard Burt, de la Universidad Northwestern de Chicago (EEUU), exponen el alcance y las limitaciones de los estudios emprendidos. El término "curación" queda, de momento, descartado. Por otro lado, no todos los pacientes pueden beneficiarse; dentro de cada dolencia es preciso realizar una cuidadosa selección.