domingo, marzo 16, 2008

Un donante, infinitos hijos

Susana Pérez de Pablos | El País

:: Nadie controla que nazcan en España como máximo seis niños de un mismo donante de semen o de óvulos, como establece la ley. Decenas de jóvenes, la mayoría universitarios, donan esperma una o dos veces por semana durante un mínimo de tres meses en los 150 centros de reproducción asistida que se calcula que hay en las principales ciudades. La donación de óvulos, más complicada técnicamente, se suele limitar a un par de veces por mujer. Aunque en ambos casos se trata de una iniciativa altruista -sobre todo si se compara con la importancia de estas donaciones para una familia que no puede tener hijos biológicos o para la investigación- al no existir registros, es imposible garantizar que no estén naciendo decenas de hijos de cada donante.