miércoles, abril 15, 2009

Prevenir el cáncer tiene precio

María R. Sahuquillo | El País

:: Más de un año después de que Sanidad y las comunidades autónomas decidiesen incluir la vacuna contra el virus del papiloma humano en el calendario oficial de vacunaciones, el debate sobre su eficacia y su conveniencia persiste. Ahora agitado, además, por los casos de Karla y Raquel, las dos chicas valencianas, ingresadas por posibles efectos secundarios al preparado. Con varios frentes abiertos que analizan la efectividad de la vacuna, su seguridad y su alto coste, Sanidad insta a los laboratorios farmacéuticos a que se replanteen su precio. Porque, hoy por hoy, la del papiloma, es la más cara de todas las vacunas del calendario oficial, y lo es además con el beneplácito del propio ministerio. Fue quien acordó el precio poco después de aprobar el fármaco, en agosto de 2007.