miércoles, julio 08, 2009

La eyaculación precoz tiene cura

R. Romar | La Voz de Galicia

:: Se llama Priligy y es la solución al problema de casi tres millones de españoles, aunque muy probablemente muy pocos estén familiarizados aún con su nombre. Es la respuesta a una enfermedad que los médicos tratan como tal y que, paradójicamente, los propios pacientes asocian a la ansiedad o a la impericia minusvalorando su verdadera importancia: la eyaculación precoz, una patología más prevalente aún que la disfunción eréctil y para la que desde hoy existe un remedio en las farmacias.