lunes, marzo 22, 2010

Ritmo para desbloquear el párkinson

R. Romar | La Voz de Galicia

:: De repente se queda parado. Totalmente inmóvil en un tiempo eterno que va de unos pocos segundos a algo más de un minuto. El cerebro da la orden para reanudar la marcha, pero la señal no llega a las piernas. Está literalmente bloqueado. El reloj cerebral se ha obstruido. La escena no es desconocida para los enfermos de párkinson, que describen muy gráficamente su situación: «los pies parecen quedarse pegados al suelo». ¿La consecuencia? La autonomía personal de los pacientes se ve sensiblemente mermada y aumenta su riesgo ante situaciones comprometidas.