lunes, noviembre 07, 2011

Diagnósticos que tardan hasta dos años agravan la esclerosis múltiple

Salvador Serantes | La Voz de Galicia

:: Depende de la comunidad autónoma, pero el retraso medio en el diagnóstico y tratamiento de la esclerosis múltiple lo sitúan los neurólogos españoles entre uno y dos años. Detectarla «es fácil, pero el problema es que el paciente llegue al neurólogo, que el médico esté sensibilizado con síntomas como la parestesia o el trastorno visual». Guillermo Izquierdo, neurólogo del Hospital Virgen de la Macarena, de Sevilla, añade que la atención temprana «cambia la evolución de los pacientes». Rafael Arroyo, coordinador de la unidad de esclerosis múltiple en el Hospital San Carlos, de Madrid, incide: «Lo ideal es protocolizar el diagnóstico, pero, para la detección precoz, lo primero es concienciar a la población y, lo segundo, a los profesionales, médicos de familia y oftalmólogos».