jueves, marzo 22, 2012

Las secuelas del ´piercing´

Ana Ramil | La Opinión A Coruña

:: Los riesgos de ponerse un piercing van más allá del momento en el que se perfora la piel para lucir un nuevo pendiente. Aunque el proceso se realice con las máximas garantías de higiene y el material debidamente esterilizado, los problemas pueden surgir meses después si el receptor no sigue los cuidados que requieren estos adornos corporales. Dermatólogos coruñeses aseguran que las complicaciones aparecen en un 20% de los casos, una cifra que niegan desde establecimientos especializados. Unos y otros coinciden, sin embargo, en que los piercings con mayor riesgo de infecciones futuras son los de la lengua, los labios y los genitales y que los usuarios suelen despreocuparse del cuidado del piercing pasado un tiempo de su colocación.